Eduardo Manostijeras (1990)
Su Voto:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...
7 Comentarios1,940 Vistas

Eduardo Manostijeras (1990)

Director:

Tim Burton

Actor:

Aaron Lustig , Alan Arkin , Alan Fudge , Anthony Michael Hall , Biff Yeager , Brett Rice , Caroline Aaron , Conchata Ferrell , Dianne Wiest , Dick Anthony Williams , Donna Pieroni , Gina Gallagher , John Davidson , Johnny Depp , Kathy Baker , Kathy Lockwood , Linda Perri , Marc Macaulay , Nick Carter , O-Lan Jones , Peter Palmer , Robert Oliveri , Steven Brill , Stuart Lancaster , Susan Blommaert , Tim Rerucha , Vincent Price , Winona Ryder

Escritor:

Caroline Thompson , Tim Burton
Érase una vez... un castillo donde vivía un inventor que dedicó parte de su vida a crear una criatura perfecta a la que llamó Eduardo. Pero el inventor murió de repente y dejó incompleta su creación, ya que en vez de dedos tenía unas horribles manos con hojas de tijera. El pobre Eduardo vivía sólo en el castillo hasta que una encantadora joven, que trabajaba para la firma Avon, lo llevó a su casa junto con su familia. Pero una criatura tan especial como Eduardo no estaba preparada para vivir en una ciudad tan extravagante y falsa como Suburbia.
  • Trailer
  • Español
  • Español
  • Español
  • Español
  • Español
  • Descarga
  • Comentarios
  • Detalle
  • Detalle

    Director:

    Tim Burton

    Actor:

    Aaron Lustig , Alan Arkin , Alan Fudge , Anthony Michael Hall , Biff Yeager , Brett Rice , Caroline Aaron , Conchata Ferrell , Dianne Wiest , Dick Anthony Williams , Donna Pieroni , Gina Gallagher , John Davidson , Johnny Depp , Kathy Baker , Kathy Lockwood , Linda Perri , Marc Macaulay , Nick Carter , O-Lan Jones , Peter Palmer , Robert Oliveri , Steven Brill , Stuart Lancaster , Susan Blommaert , Tim Rerucha , Vincent Price , Winona Ryder

    Escritor:

    Caroline Thompson , Tim Burton
    Érase una vez... un castillo donde vivía un inventor que dedicó parte de su vida a crear una criatura perfecta a la que llamó Eduardo. Pero el inventor murió de repente y dejó incompleta su creación, ya que en vez de dedos tenía unas horribles manos con hojas de tijera. El pobre Eduardo vivía sólo en el castillo hasta que una encantadora joven, que trabajaba para la firma Avon, lo llevó a su casa junto con su familia. Pero una criatura tan especial como Eduardo no estaba preparada para vivir en una ciudad tan extravagante y falsa como Suburbia.

    No hay comentario todavía.
    Primero Comentario que no quieren?